Hoy queremos reflexionar sobre un tema que para nosotros es clave y también para muchos de los que nos seguís: la diversidad familiar.

A estas alturas de la vida, creemos que no es necesario explicar que no hay solo un tipo de familia, ¿verdad? Pues, bueno, no lo tenemos muy claro. Parece que aún a nivel general, o para las Instituciones, no está todo tan asimilado.

Como sabes, en Matamua Books creamos cuentos personalizados en los que la diversidad familiar está muy presente. Damos vida a historias con una vocación social e integradora. Somos conscientes de la diversidad que nos rodea y la reivindicamos en nuestros libros. Por eso, si nos conoces, sabrás que puedes personalizarlos seleccionando parámetros como el sexo de los personajes o el tipo de familia. Tener dos mamás, o dos papás, o solo una mamá o un papá no es nada que se escape de lo cotidiano hoy en día. Representarlo en nuestras historias es un modo más de normalizarlo y de educar a nuestros pequeños para que sean personas más tolerantes.

Nos cuesta entender cómo en pleno siglo XXI aún no vivamos en una sociedad plenamente inclusiva, a que tengamos que enfrentarnos a ciertas trabas o problemas. Y no nos referimos a la concepción que otros puedan tener de nosotros por nuestra mera condición sexual o de género, sino a cómo desde las Administraciones no se reconoce la diversidad familiar, siendo aún complicado que dos mamás o dos papás puedan inscribir a su hijo en el Registro Civil y darle sus apellidos, por ejemplo. Justo esto le ha pasado a unas de nuestras seguidoras: @superfamiily o, lo que es lo mismo, a Patricia e Ixsys, dos mamás canarias a las que entrevistamos hace unos meses. Si las tienes en Instagram verás que en su bio reza “aventuras de 2 mamás”. Y razón no les falta, porque vaya aventura o mejor dicho, odisea, están viviendo para que su hijo Noah pueda llevar los apellidos de ambas.

Estas mamás tuvieron que pasar por un largo proceso y por mucho papeleo hasta conseguir algo que una pareja heterosexual habría logrado en un momentito: inscribir a su hijo en el Registro Civil. Todo esto no hace más que invitarnos a reflexionar y, como ellas, a tomar la iniciativa para que las cosas cambien. Conscientes de lo que supone todo este proceso para una pareja homosexual, Patricia e Ixsys se han movilizado y han lanzado una petición en la plataforma osoigo.com para que ninguna otra familia tenga que pasar por lo mismo, para concienciar de que necesitamos avanzar en una sociedad más tolerante e inclusiva, para que no se siga discriminando a las familias no “convencionales”. Y entrecomillamos lo de “convencionales” porque también sentimos su causa un poco nuestra. Porque en Matamua Books hay tres palabras que tienen mucho significado y son las que lo explican todo: amor, diversidad e inclusión.

Seas madre, padre o simplemente una persona con conciencia, te invitamos a que muestres tu apoyo a las chicas de @superfamiily firmando en este enlace, donde ellas mismas te explican con más detalle el porqué de todo esto. Necesitan el apoyo de al menos 500 personas, pero cuantas más mejor. Así se oirá aún más alto su voz.

Y es que, a fin de cuentas, lo que persiguen es que niños como Noah crezcan en una sociedad libre de discriminación, en las que todos tengan las mismas oportunidades y en la que no haya que clasificar a nuestra familia dentro de una tipología.

Mostrar comentariosCerrar comentarios

Dejar un comentario