Los juegos de construcciones son muy beneficiosos para desarrollar la motricidad de los más pequeños. En esta ocasión os traemos una actividad muy sencilla: construir formas geométricas en 3D utilizando palillos y plastilina.

Los más pequeños realizarán figuras más sencillas, pero los más mayores pueden hacer verdaderas construcciones, como por ejemplo la Torre Eiffel de palillos.

Antes de comenzar la actividad, hay que plantear qué construcción es la que se va a llevar a cabo. Es recomendable hacer un pequeño boceto como guía. Una vez planteado esto, ¡manos a la obra!

Sólo nos harían falta:

  • Palillos (de barbacoa, de dientes o incluso de helados).
  • Plastilina para los más pequeños y pegamento resistente o pistola de silicona para los más mayores.

Con esta técnica podemos crear una multitud de figuras: casas, formas geométricas, edificios, puentes… Lo importante de este juego es que el niño desarrolle su creatividad, elaborando sus propias construcciones y pasando una tarde divertida.

Mostrar comentariosCerrar comentarios

Dejar un comentario