Siempre es un buen momento para que los niños reconozcan el valor de las madres y les devuelvan un poco de amor en forma de una manualidad. 

Como el mejor regalo que puede recibir una madre es el que ha hecho su hijo con sus manos, os explicaremos cómo hacer un sol porta-recuerdos.

Solo necesitaremos:

– Pinzas de madera

– Cartulina amarilla o cartón

– Cuerda o lazo

– Tijeras

– Rotuladores

– Cola blanca

– Pintura

– Fotos y cosas que queráis colocar

Cuando lo tengamos todo preparado, ¡empezamos!

  1. Recortamos la cartulina en un círculo perfecto, puedes utilizar de guía un plato grande. Si no tenéis cartulina en casa, podéis utilizar cualquier cartón y pintarlo de amarillo.
  2. Cuando lo tengamos recortado, con los rotuladores, le pintamos los ojos, la nariz y la boca como más os guste.
  3. Con la ayuda de una tijeras, realizamos dos pequeños agujeros en la parte superior del sol, para poder introducir la cuerda o el lazo, para poder colgar el sol.
  4. Cogemos las pinzas de madera (6 aproximadamente), para realizar los rayos del sol. Pintamos las pinzas del color que más os guste, o de amarillo y las dejamos secar.
  5. Cuando se sequen, las pegamos con cola blanca. Tendremos que pegar la parte de la pinza que se utiliza para abrirla.
  6. Una vez esté todo bien pegado y seco, es la hora de poner en las pinzas fotos, mensajes bonitos, dibujos…

¡Ya estaría listo el sol! Un regalo fácil de realizar y con materiales que tenemos por casa. ¡Seguro que a vuestra mamá le encantará!

Mostrar comentariosCerrar comentarios

Dejar un comentario